Estructura de un trabajo escrito

miércoles, 30 de marzo de 2011

ESTRUCTURA


Introducción
En la introducción deberá exponerse brevemente:

El tema que se va a desarrollar.

Qué se pretende demostrar (Hipótesis central).

El enfoque en que se desarrollará.

Los apartados que conforman el trabajo y de qué trata cada uno de ellos.

Sugerencia:

No escribas la introducción hasta finalizar tu trabajo puesto que hasta entonces sabrás, por ejemplo, en cuántos apartados se divide tu escrito.

Desarrollo

Es el corpus del trabajo.
El corpus del trabajo se constituye con (la fundamentación de la hipótesis central) las hipótesis secundarias y el desarrollo de éstas (argumentos).

La fundamentación se sustenta con la información que obtuviste de las fuentes investigadas.

La fundamentación debe presentarse en una secuencia clara que el lector pueda comprender.

Ejemplo:

Si el tema que elegiste fuera la contaminación del aire, el lector esperará que se discutan ciertos elementos: los efectos, las causas y la manera de prevenirla o remediarla. También confiará en que estos puntos se presenten en cierto orden: primero las causas, después los efectos y finalmente las medidas preventivas o remediales que propones.

Conclusiones
En las conclusiones se deben de sintetizar:

Los resultados de la fundamentació de la hipótesis central.

Los juicios de valor de quien escribe.

Al elaborar tu trabajo:

Deberás redactar en las conclusiones, únicamente la aportación auténtica de tu trabajo, resaltando los resultados que obtuviste. Es decir, deberás de retomar y valorar sintéticamente la hipótesis central que articula tu trabajo. La conclusión debe ser la síntesis de la aportación de cada uno de los apartados y además debe de contener la valoración del conjunto de esta misma síntesis.

Bibliografía

La bibliografía es el listado de libros por medio de los cuales obtuviste la información. Debe de presentarse en orden alfabético basándote en los apellidos de los autores.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada